Sesión de fotos improvisada con corrida facial

0 vistas
|

Esta joven con gafas está en una cafetería cuando un chico se acerca y se sienta junto a ella. Es fotógrafo y no tardan en entablar conversación. Con la excusa de una sesión de fotos improvisada, acaban follando como si no fueran dos completos desconocidos, y ella termina con la cara y las gafas llenas de semen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.