Llegó la hora de follar con el profesor de yoga

0 vistas
|

Tanta postura, tanto rozamiento, y tanta flexibilidad en la clase de yoga los está volviendo locos. Ella solo piensa en su polla llenandole la boca y la vagina y él no puede dejar de imaginarla desnuda entre sus brazos, con su polla llenándola. Por fin dan rienda suelta a la pasión y llega la hora de follar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.